Esta línea de trabajo pretende proponer pautas de gestión que contribuyan a conseguir la excelencia organizativa de actividades, pruebas y eventos deportivos atendiendo a las siguientes variables:

Contribuir al desarrollo local general y del sistema deportivo, en particular, del municipio/provincia/comunidad sede.

Garantizar la rentabilidad social, la solvencia técnica y la viabilidad financiera del plan de organización del evento.

Procurar la repercusión mediática apropiada a su ámbito de incidencia.

Promocionar el principio de igualdad de trato y no discriminación y lucha contra el racismo y la xenofobia en el deporte; la colaboración y coordinación con los distintos agentes públicos y privados vinculados con la prevención y lucha contra el racismo y la xenofobia.
Cumplir la legislación vigente en cuanto a organización de espectáculos públicos, actividades recreativas y pruebas deportivas.

Reunir las necesarias condiciones técnicas de seguridad, higiene, sanitarias, de accesibilidad y confortabilidad para las personas participantes y espectadoras.

Atender a las normativas de contratación/incorporación, de formación, de vigilancia de la salud, de responsabilidad civil y de prevención de riesgos laborales del personal trabajador y voluntario.

Prestar especial atención a la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial en las pruebas deportivas, competitivas o recreativas, que puedan ser objeto de ésta.

Incidir en la mejora de la utilización, conservación y seguridad de las instalaciones sede.

Asegurar la protección de los espacios y áreas naturales, el patrimonio cultural y el conjunto de recursos naturales de los lugares elegidos para albergar el evento.

Minimizar el impacto medioambiental de las infraestructuras asociadas al evento y prever las medidas compensatorias que palien los posibles cambios producidos.

Favorecer la integración en el evento de grupos de población de con necesidades especiales tanto en la participación como en la organización del mismo.

Tratar la participación en disciplinas femeninas en condiciones igualitarias que el resto de disciplinas, asegurando la misma cobertura mediática y económica para los resultados en competiciones deportivas de mujeres y hombres.

Fomentar las buenas prácticas de juego limpio y divulgación de valores en las normativas propias del evento.

Implementar medidas de lucha contra la violencia, el racismo, la intolerancia y el dopaje deportivo.

Líneas Almería Juega Limpio